"BLATTER NUNCA PATEÓ UN PENAL"

Publicado por latitudfutbol.net | 8:04 p. m. | , , , | 7 comentarios »

Una sentencia de cinco palabras. Disparada desde lo alto, como un francotirador. Aunque para ser estrictamente justos quizás no sea cierta.
El CV de Sepp Blatter asegura que el actual presidente de la FIFA fue, entre los años 1948 y 1971, jugador de la división de aficionados en Suiza. En esos 23 años de carrera amateur algún shoot desde los doce pasos –aunque sea uno solo y mal hecho- debe haber ejecutado. Si bien no es cierta la frase pronunciada hoy por Diego Maradona en la ciudad de La Paz, sí que retrata casi perfectamente a Monsieur Blatter.
Lo que “el Diez” pretende decir –estoy seguro- es que el mandamás del balompié mundial es muy poco futbolero, que tiene poco potrero, que jamás su entrañable infancia en el cantón de Valais se vio amenazada por una prohibición cruel como la que él y el resto de los dirigentes de la FIFA están imponiendo no solo al fútbol profesional y de selecciones en Bolivia, sino a los changuitos que suben y bajan por las empinadas calles de los pueblos del Altiplano, jugando (en el más maravilloso e infantil de los sentidos) “a la pelota”.
Desde Zurich, el organismo rector ha ratificado la decisión adoptada meses atrás, por la cual se limita al máximo (casi definitivamente) el fútbol internacional en la altura, en un país cuyo fútbol “vive” en la altura.
La liga de primera división de Bolivia cuenta con doce equipos, la mayoría de los cuales tienen su sede en ciudades de altitud extrema:
- Real Mamoré, de la ciudad de Trinidad, ubicada a 130 metros sobre el nivel del mar.
- Blooming, Guabira, y Oriente Petrolero, de la ciudad de Santa Cruz de la Sierra, ubicada a unos 420 metros sobre el nivel del mar.
- Aurora y Jorge Wilstermann, de la ciudad de Cochabamba, ubicada a 2.570 metros sobre el nivel del mar.
- Universitario, de la ciudad de Sucre, ubicada a 2.900 metros sobre el nivel del mar.
- Bolivar, The Strongest y La Paz, de la ciudad de La Paz, ubicada a 3.600 metros sobre el nivel del mar.
- San José, de la ciudad de Oruro, ubicada a 3.700 metros sobre el nivel del mar.
- Real Potosí, de la ciudad de Potosí, ubicada a 3.830 metros sobre el nivel del mar.
La regla de la FIFA establece que solo se podrán disputar encuentros internacionales a más de 2.750 metros de altitud luego de que los futbolistas participantes hayan pasado un período de aclimatación de al menos una semana. Para jugar a más de 3.000 metros la adaptación debe hacerse con un mínimo de dos semanas de antelación. Esta normativa hace impracticable que las selecciones o los equipos de liga que visiten Bolivia para jugar Copa Libertadores o Copa Sudamericana puedan presentarse en escenarios como, por ejemplo el Hernando Siles de la ciudad de La Paz.
La decisión de la FIFA condena al fútbol boliviano a ser local solo en los escenarios que la nación del Altiplano posee en el llano. Debido a la falta de infraestructuras importantes que sufre el país, el único estadio viable a nivel internacional para el fútbol boliviano es el Ramón “Tahuichi” Aguilera de Santa Cruz de la Sierra, donde el Blooming y el Oriente Petrolero juegan como local.
Maradona se equivocó. Blatter sí que pateó penales, y continúa disparándolos.
Ahora lo hace contra Bolivia, un país que ha sufrido, sufre y seguirá sufriendo.
Un país que tiene a su selección, a su liga y –por sobre todo- a su afición, con el ánimo por los suelos, tras recorrer el camino desde la altitud hasta el nivel del mar.
Joseph Blatter es ese delantero que está a punto de ejecutar la pena capital contra un equipo a punto de perder la categoría. Piense en otra cosa, señor Blatter. Olvídese de la demagogia pseudo guerrillera del presidente boliviano Evo Morales que seguramente resulta imposible de digerir para su atildado y helvético orden mental. No escuche a Maradona, que tal como hacía con Joao Havelange, aprovecha cada ocasión que se le presenta para fustigarle. Haga caso omiso de la lógica de los mercados, que le hacen ver a Bolivia como una plaza tan poco rentable que hasta merece la pena sacrificarla.
Piense en el hincha, que es –en definitiva- a quien la FIFA se debe. Piense en los jugadores de la paupérrima liga boliviana. Pero, ante todo, piense en quienes juegan “a la pelota” en las calles de Oruro, de Potosí o de La Paz. Allí, como en muchos otros sitios de Sudamérica y de África, viven muchos de los fieles más perseverantes de la religión del fútbol. No los convierta en los leprosos del deporte más popular del mundo. No los aísle. Distráigase, señor Blatter. Piense en otra cosa y envíe el balón fuera. Salve al fútbol de Bolivia.
Con un poco de suerte, si lo hace, podrá darse un baño de masas en cualquiera de las ciudades de ese país, y –quizás- hasta podrá inaugurar algún pabellón polideportivo que lleve su nombre, para sumar un logro más a su oficialmente impoluta foja de servicios.

View blog reactions

7 comentarios

  1. el hombre del futbol // 8:49 a. m., marzo 18, 2008  

    Lo de no jugar a más de 3.000 metros de altura es una prohibición absurda, porque en Sudamérica hay muchos equipo, y selecciones que viven de eso. Blatter está haciendo las cosas más absurdas que he oído en mi vida.

    Un saludo.

  2. chus // 2:08 p. m., marzo 18, 2008  

    Pues la verdad es que yo, al principio, pensaba que era una gran desventaja para los equipos que no están acostumbrados ir a jugar a un lugar con mucha altitud. Creía que no era demasiado deportivo llevar una eliminatoria a un lugar con 3.000 metros de altitud para que el equipo visitante sufriera más de lo que lo haría al nivel del mar. Pero realmente leyendo este genial artículo, como también otro que escribiste hace tiempo, mi forma de ver este tema ha cambiado bastante: estoy de acuerdo en que es muy injusto privar a la gente de allí del fútbol y que no hay razón para que esa decisión se tome ahora. Supongo también que lo que dijo Maradona iba en el sentido de que Blatter es una persona que no sabe lo que es jugar al fútbol en la calle, tener el fútbol como única esperanza de salir adelante... Y en eso tiene razón.

  3. Anónimo // 3:12 p. m., marzo 18, 2008  

    Havelange jugaba al waterpolo, blatter en su vida debe haber regateado a una faroa, son personajes "coppolianos"(lease el padrino9 del futbol)que con razones que solo el dinero puede comprar(para todo lo demas, fifacard) utilizan el futbol a su parecer,en forma despotica y mercenaria. ¿ Podemos pensar que se le hace esto porque es Bolivia? ¿Y si el pais que estuviera en la altura fuese Alemania, o Italia? ¿Tambien lo prohibirian? Estos personajes me dan asco.

  4. Latitud Fútbol // 8:20 p. m., marzo 18, 2008  

    @ el hombre del fútbol...

    Hay que diferenciar a selecciones como las de Bolivia y Ecuador, que históricamente han jugado en la altura de La Paz y Quito, respectivamente, de otras como las de Perú, que siempre han jugado en Lima, pero que últimamente se han decantado por la altitud de Cuzco, donde habitualmente juega el equipo de Cienciano.
    Lo ridículo de la decisión de la FIFA, que no ve que para Bolivia jugar en la altura es "lo normal", reside en que a lo largo de los años el equipo del Altiplano no ha sacado una real ventaja deportiva al recibir a sus rivales en la cota de los 3.000 metros. Los equipos bolivianos no suelen ser rivales de importancia en la Copa Libertadores o en la Sudamericana (y cuando alguna vez han tenido una actuación destacada ha sido porque tenían plantillas realmente competitivas, más allá de la altitud), ni la selección de Bolivia se ha llenado de Copas América o de ganar eliminatorias sudamericanas gracias a los resultados obtenidos en La Paz.

    @ chus... lo de "genial artículo" me queda muy grande, pero se agradece, de corazón.

    @ anónimo... No vayamos tan lejos. Si Brasil o Argentina jugaran en la altura tampoco se les hostigaría como lo están haciendo con Bolivia.

  5. Anónimo // 7:09 p. m., marzo 19, 2008  

    Soy ecuatoriano. La altura no da demasiada ventaja deportiva a la larga. Puede servir en algún momento en concreto. Pero no se puede basar toda una campaña en la altura. Me gusta que alguien en España defienda la postura del fútbol andino.

    Erwin

  6. "Lama" // 4:01 p. m., marzo 24, 2008  

    Ya os vale. Una semana en la que me he dado un merecido (?) descanso de ordenador y comenzais a meter entradas como locos... jeje

    Estoy de acuerdo con el sentir general. Bolivia (y por ende todos los países que por una o por otra no "cumplen" las condiciones que dice la FIFA para jugar) no eligió estar donde esta pero si decidió que quieren jugar a fútbol. Eso es algo que Blatter olvida y un grave error ya que el fútbol es el deporte más sencillo del mundo porque poco hace falta para jugarlo.


    Saludos

  7. Latitud Fútbol // 5:00 p. m., marzo 24, 2008  

    @ lama...

    Hola, amigo. Pues sí. Nos hemos puesto al día. Muy bueno tu post sobre el Centenario de Montevideo.

    Un saludo.