A tres semanas escasas del inicio del torneo de fútbol de los Juegos Olímpicos de Beijing llegó la hora de hablar de los cuatro equipos que representarán al continente americano: por la CONCACAF estarán presentes Honduras y los Estados Unidos. En nombre de la CONMEBOL lo harán la selección de Brasil y la ganadora de la medalla de oro en Atenas 2004, Argentina.

La presentación de la serie "Kung Fu" (desconozco si aquí en España fue conocida con el mismo título) finalizaba con el bueno de Kwai Chang Caine (encarnado por un joven David Carradine) atravesando el desierto en busca de su destino.

Muchos años más tarde, y al otro lado del mundo, otro pequeño saltamontes apura su entrenamiento antes de viajar a su batalla deportiva más importante. Sergio Checho  Batista -pese a haber tenido una trayectoria bastante gris como director técnico- es quien comanda hoy en día a la selección olímpica de fútbol de Argentina, el equipo que -en los papeles- aparece como el conjunto con mayor cantidad de talento y figuras de la cita de Beijing del próximo de Agosto, y que es favorito para revalidar el oro obtenido en Atenas hace cuatro años, cuando la Albiceleste era dirigida por Marcelo Bielsa.

Batista se hizo cargo de las selecciones juveniles de Argentina cuando nadie lo esperaba, y mientras aún estaba trabajando como director técnico del Godoy Cruz de Mendoza, por ese entonces aún en el Nacional B (la segunda división). La llegada del ex volante al centro de entrenamiento que la A.F.A. tiene en Ezeiza (en las afueras de Buenos Aires) tomó a todo el mundo por sorpresa.

De la mano de José Pekerman las selecciones juveniles de han vivido su momento más alto, coronado con la obtención de tres mundiales Sub-20 (en 1995, 1997 y 2001). Luego vino la gestión de Hugo Tocalli, que no le fue en zaga a Pekerman: campeón sudamericano Sub-17 en 2003, ganador del sudamericano Sub-20 en 2007, campeón del mundo Sub-20 en 2005, un título que repitió el año pasado en Canadá. Además, como ya quedó dicho, Argentina viene de ganar su primer oro olímpico hace cuatro años, en Atenas 2004, cuando Marcelo Bielsa aún entrenaba al equipo de su país. Desde el momento en el que aceptó su cargo, la losa que pesa sobre Sergio Batista es enorme. Todos sus predecesores han tenido un saldo muy positivo en lo que hace al nivel de juego alcanzado y a los logros conseguidos.

Los resultados firmados por la Olímpica argentina no son para volverse locos, pero ayudan a pavimentar el camino de la escuadra hacia la capital china. En su debut goleó por 0 a 5 a Guatemala, en un amistoso jugado en la ciudad de Los Ángeles, y hace casi dos meses venció en el tiempo de descuento a la selección de Catalunya, por 0-1.

El futbolista argentino Kun Agüero (D) compite por el balón con el jugador catal...

Antes de comenzar el torneo de fútbol de los JJ.OO., Argentina disputará el 29 de este mes, en Tokio, un último partido amistoso frente a la selección de Japón.

Como futbolista, Batista fue un jugador de calidad, respetado y ganador: tiene en su haber la Copa Libertadores del año 1985, cuando defendía la camiseta de un mítico equipo de Argentinos Juniors, y -además- estuvo presente en las selección argentina de Carlos Bilardo que resultó campeona del mundo (México, 1986) y subcampeona (Italia, 1990). Todo esto juega a su favor: conoce las dinámicas de vestuarios plagados de grandes figuras y que consiguieron ganar cosas importantes.

Ahora, desde la posición de entrenador, el Checho volverá a estar en un camarín absolutamente galáctico, como es el de esta selección olímpica. En mi opinión, estamos en presencia de la que en teoría es la mejor plantilla de Beijing 2008.

En la portería, Argentina cuenta con dos cancerberos de garantía: Oscar Ustari (Getafe, España), y Sergio Romero (AZ Alkmaar, Holanda). Son dos arqueros que devuelven a la Albiceleste la seguridad que al equipo nacional no tenía desde las gestiones de Bilardo o César Luis Menotti.

Los defensores "españoles" citados por Sergio Batista son Pablo Zabaleta (Espanyol), Ezequiel Garay (Real Madrid), y Federico Fazio (Sevilla), un jugador en pleno ascenso, que jamás jugó en la primera división argentina, y que se está consolidando como uno de los puntales de la zaga del equipo de Nervión. Además, están convocados Luciano Monzón (Boca Juniors, Argentina), una de las revelaciones del Torneo Clausura 2008 de Argentina, y Nicolás Pareja (Anderlecht, Bélgica), quien se ha sumado a la lista como uno de los mayores de 23 años del equipo, tras las negativas del Bayern Munich de ceder a Martín Demichelis, del Deportivo de La Coruña de prestar a Fabricio Coloccini, del Real Madrid de autorizar a Gabriel Heinze, y del Inter de Milán de dar permiso a Nicolás Burdisso.

En el mediocampo de Argentina también hay mucho talento: tres volantes que pueden jugar en la contención, como Fernando Gago (Real Madrid, España), Ever Banega (Valencia, España) y Javier Mascherano (Liverpool, Inglaterra), otro de los mayores de 23 años del plantel. Y cuatro que van a transitar por los senderos de la creación en el equipo sudamericano: Ángel Di María (Benfica, Portugal), José Sosa (Bayern Munich, Alemania / con futuro en el Espanyol de Barcelona, quizás?), Diego Buonanotte -el mejor jugador del Clausura 2008 de Argentina (River Plate, Argentina), y Juan Román Riquelme (Boca Juniors, Argentina), quien será el capitán de esta selección y probablemente una de las figuras del certamen olímpico.

En la fase de ataque la celeste y blanca reúne a dos de las máximas figuras de la liga española y de todo el fútbol mundial: Leo Messi (Barcelona) y Sergio Agüero (Atlético Madrid). Los otros dos delanteros de Argentina serán Lautaro Acosta, la reciente adquisición del Sevilla, y Ezequiel Lavezzi (Napoli, Italia). Aquí puede sorprender que no figuren nombres de jugadores como Gonzalo Higuaín (Real Madrid) o Mauro Zárate, recién fichado por la Lazio y una de las figuras del equipo campeón del mundo Sub-20 el año pasado en Canadá.

La selección argentina jugará en el Grupo A del certamen de fútbol de los Juegos Olímpicos. Su primer rival, en un encuentro que se disputará el 7 de Agosto en Shanghai, será el equipo nacional de Costa de Marfil. Tres días más tarde, en el mismo escenario, el equipo de Sergio Batista se medirá ante Australia. La participación de Argentina en la primera fase finalizará el 13 de Agosto, en Beijing, frente a la selección de Serbia.

View blog reactions

2 comentarios

  1. Chus // 10:39 p. m., julio 19, 2008  
    Este comentario ha sido eliminado por el autor.
  2. Chus // 10:43 p. m., julio 19, 2008  

    Pues sí, creo que ya está arreglado. Sobre el post, también a mí me parece que Argentina es la selección que mejor equipo lleva (aunque el de Brasil no está nada mal tampoco), pero en un torneo como este puede pasar cualquier cosa: desde que Argentina arrase goleando a todos sus rivales, hasta que China se plante en la final, con el ánimo de la gente y el de los árbitros (todavía me viene a la cabeza el Mundial de Corea y Japón). De todas formas, con la talla de los jugadores que va a presentar la albiceleste, estoy convencido de que cada partido será un espectáculo. Así que espero que quienes vayan a retransmitir el fútbol en los JJOO en España (supongo que Eurosport y TVE) no nos cuelen partidos de Australia o de Corea... Por cierto, sería bonita una final Argentina-Brasil, ¿no?

    Saludos.