UNA "LIGA" QUE AÚN NO SE JUEGA

Publicado por latitudfutbol.net | 3:07 a. m. | | 6 comentarios »

Aviso para navegantes: este post no es sobre fútbol. Me explico. No es estrictamente sobre el fútbol-juego, sobre el fútbol-deporte, aunque sí trata sobre el fútbol-negocio. Más concretamente, sobre el fútbol, los medios de comunicación y una forma de gestión que los equipos de España y América Latina no han utilizado aún.

El pasado fin de semana aún estaba de vacaciones en los Estados Unidos y, fiel a mi costumbre de vivir el fútbol a través de la radio, busqué en la AM y la FM durante varios momentos del sábado y del domingo algún sucedáneo de "Marcador" o "Carrusel Deportivo" (o "Competencia" de Radio Continental, o de las tardes de Radio La Red, como hago cada vez que estoy en Buenos Aires). Nada... ni en inglés, ni en español. Ni siquiera algún formato radial similar que cubriera la MLB (el béisbol de las Grandes Ligas) y que -además- incluyera el "minuto y resultado" de otros deportes como el soccer, la NBA, la NASCAR o el draft de la NFL.

Los campeonatos más populares entre el público de Estados Unidos, como la MLB, la NHL, la NBA, la NFL e incluso la MLS tienen una cobertura televisiva extensa y bastante equitativa, repartida en todos los formatos disponibles en ese país (TV en abierto, TV de pago, PPV, livecast por internet, etc.). Pero en lo referente al seguimiento de los partidos de las diferentes ligas y deportes por radio, el tema es completamente distinto a lo que conocemos en España y Latinoamérica.

Tomemos como primer ejemplo a los New York Yankees, seguramente el equipo con más tradición dentro del béisbol en todo el mundo. Una franquicia con una enorme cantidad de aficionados no solo en su área geográfica de influencia, sino en todo el ámbito de los Estados Unidos.

El volumen de dinero que genera mediáticamente hablando un equipo como el de los Bombarderos ha determinado que la familia Steinbrenner, propietaria del conjunto neoyorkino, decidiera crear en 2002 la YES (Yankees Entertainment and Sports) Network, una empresa dedicada a gestionar la retransmisiones radiofónicas y televisivas de los Yankees. La YES Network es quien contrata a sus narradores, comentaristas y reporteros, tanto para la radio como para la TV. Es decir, sea cual fuera la cadena que emita por televisión un partido de los Yankees (en general son retransmisiones de pago por visión), el narrador de los encuentros del equipo de New York siempre es Michael Kay.

Para las retransmisiones radiales, la YES ha creado la New York Yankees Radio Network, la cadena del equipo de la Gran Manzana, única autorizada a emitir los encuentros de los peloteros del Bronx. La emisora de cabecera de esta cadena es la WCBS 880 AM, y cuenta con repetidoras en casi todo el estado de Nueva York, los vecinos Nueva Jersey y Connecticut, y radios en diversas ciudades de los estados de Arkansas, Florida, Massachusets, Nevada, New Hampshire, Carolina del Norte, Pennsylvania, Vermont y Rhode Island.

Desde el año 1989, por decisión de los propietarios del equipo, el narrador en exclusiva y de manera ininterrumpida de los New York Yankees es John Sterling. Por tratarse de un equipo tan popular, en el área de Nueva York la YES también produce una retransmisión en castellano.

Pasando las cosas en limpio, la única manera de escuchar por radio o ver por televisión un encuentro de los New York Yankees es a través de las cadenas oficiales de esta franquicia. Ni las todopoderosas ESPN o Fox Sports pueden emitir los partidos del equipo más popular de los Estados Unidos.

Lo mismo ocurre, en especial en lo que tiene que ver con la radio (no todos los equipos tienen el peso de los Yankees y pueden manejar sus retransmisiones televisivas de la misma manera) con el resto de los equipos de la Major League Baseball. Un caso notable es el de Vin Scully, narrador desde mediados de los '50 del equipo de Los Angeles Dodgers.

Y este equema se repite, más o menos de la misma manera, con los equipos de la NHL, la NFL, y la NBA.

Los ahora tan publicitados en España Los Angeles Lakers hasta el 2002 retransmitían sus partidos en simulcast (con la misma narración en radio y TV) con un único relato oficial, a través de sus cadenas oficiales. Hoy por hoy, eso ha cambiado un poco: Joel Meyers es el narrador del equipo angelino para la TV, mientras que Spero Dedes lo hace para la radio en inglés (los Lakers tienen también su propia cadena de radio en español, con la KWKW como emisora de cabecera).

Una vez más, nadie (salvo los narradores oficiales de los Lakers) puede retransmitir los encuentros de Pau Gasol, Kobe Bryant y compañía.

La MLS, la liga de "primera división" de soccer en los Estados Unidos y Canadá, aún es muy débil frente a gigantes como el fútbol americano, el baloncesto, el béisbol, y el hockey sobre hielo. Sin embargo, a nivel radial muchas franquicias tienen acuerdos de exclusividad mediática. Por ejemplo, el L.A. Galaxy tiene una radio en exclusiva para sus seguidores angloparlantes ("San Diego 1700 AM") y otra para los aficionados de habla hispana ("AM 830"). Otro equipo muy popular, el Chicago Fire, tiene otro tipo de distribución mediática: una cadena de TV local (la WPWR, Channel 50) que retransmite en inglés; una emisora de radio en español (WRTO "La Tremenda" AM), y otra con retransmisión en polaco (en Chicago hay una enorme colonia polaca, y originalmente el Fire era "el" equipo de los descendientes de polacos, una de las comunidades, junto con la italiana, la irlandesa y los latinoamericanos, que mantuvieron vivo el soccer en Estados Unidos en épocas de "vacas flacas"). Y así podríamos seguir con todas y cada una de las franquicias de la MLS.

Otro tema (cada vez más fuerte y con una creciente cantidad de abonados en Estados Unidos) es la radio satelital. Para explicarlo sencillamente, es un sistema que funciona igual que Digital + en España: Te compras unos receptores de radio especiales (pequeños como un i-pod, o del tamaño de un player de DVD), te abonas a algunas de las dos empresas que proveen este tipo de servicio (Sirius o XM) y accedes a -entre otras cosas- una programación deportiva alucinante. Canales exclusivos de radio, sin publicidad, con un contenido íntegramente dedicado a aquello que te gusta: si eliges deportes, varios canales dedicados a la retransmisión y al análisis de todas las grandes ligas de los deportes que se juegan en Estados Unidos. Además, canales dedicados a la Champions League, a la Premier inglesa, a la Bundesliga, etc., etc., etc. Esto -se supone- llegará en algún momento más o menos cercano a Europa. Pero de esto hablaremos en otro momento.

Volviendo a la radio "convencional", todas las emisoras que tienen derechos de retransmisión en exclusiva de algún equipo (no importa de qué liga estemos hablando) abonan auténticas fortunas a las franquicias o a las sociedades propietarias de esos derechos. Existen auténticas "guerras mediáticas" para adquirir esos derechos, que garantizan a la emisora que los posea un público cautivo numeroso y muy apetecible para una serie de anunciantes.

Hablando sobre este tema con colegas americanos, ellos se asombraban de que en América Latina y en España el tema fuera distinto. Aquí, cualquier cadena de radio establecida y que siga las gestiones que todo el mundo debe hacer para ingresar con equipos de sonido y personal a un estadio, puede retransmitir cualquier encuentro de fútbol. Esta situación, en términos estadounidenses, es inconcebible. Es dejar de lado una fuente de ingresos importantísima para cualquier entidad deportiva.

En una primera instancia, en esta conversación con periodistas y funcionarios de la MLS, aduje un tema de diferencia cultural: en Europa (y América Latina) un partido de fútbol es visto como un hecho cultural y -por ende- de interés general, al que cualquier emisora de radio puede acceder para retransmitirlo. Pero mis ocasionales contertulios estaban bastante mejor informados que yo: este sistema ya existe en Europa, donde algunos equipos ya han dado sus primeros pasos en esto de tener sus "radios oficiales". El Manchester United -sin ir más lejos- tiene su emisora oficial, la XFM Manchester.

La pregunta que inmediatamente vino a mi mente fue la más obvia: Llegará este asunto de la exclusividad mediática en el fútbol a España y América Latina? Veremos alguna vez al Real Madrid siendo retransmitido solo a traves de -por ejemplo- Radio Marca, al Barcelona por la SER y al Atlético de Madrid -por suponer algo- a través de Onda Cero?

Será en Argentina La Red la cadena oficial de River? Continental se quedaría con Boca? Rivadavia apostaría por un club grande como San Lorenzo, o preferiría ir a por un puñado de equipos de mediano calibre?

Los clubes de España y América Latina impondrían a "sus" narradores y comentaristas, tal como hacen las franquicias americanas?

Decisiones empresariales como estas implicarían enormes cambios. Las cadenas deberían fidelizar al máximo a sus oyentes-hinchas. Los equipos periodísticos de las emisoras serían más reducidos y especializados. Los oyentes deberían acostumbrarse a cambiar de cadena si el equipo del cual son aficionados firma un acuerdo con una nueva emisora. Por supuesto, no existiría más el formato del "carrusel". Sería imposible hacerlo con este tipo de exclusividades.

Está claro que el negocio para las cadenas que consigan los derechos de los equipos grandes, en cualquier país, serían enormes. Cuánto vale en España la exclusividad radial del Madrid, del Barça, del Aleti o del Valencia? En cuanto dinero se puede mensurar ser "la" radio de Boca o de River?

Este es un partido que aún no se ha jugado en nuestros países. Pero, alguien puede asegurar que esto no sucederá más o menos pronto? Hasta cuándo los clubes españoles y latinoamericanos van a dejar de ganar dinero negociando su exclusividad mediática en el plano radiofónico?

Como dije al inicio del post, este no era un artículo sobre fútbol propiamente dicho, pero me pareció interesante compartir con ustedes esta -quizás- visión anticipada de un campo de batalla mediática del que aún no formamos parte.

Ariel.

View blog reactions

6 comentarios

  1. chus // 11:31 a. m., mayo 03, 2008  

    Puff, no me gusta esa idea. No me gustaría que se pudiese acabar con el mítico Carrusel, con conexiones con todos los campos, de Primera, de Segunda, de baloncesto... En EEUU todo se lleva al negocio y quizá, en algún momento, en Europa se llegara a intentar algo similar. Pero no lo veo, no lo veo. Sería un gran negocio para los clubes, pero a las compañías radiofónicas no les sería rentable (a lo mejor si a las 3 ó 4 que tienen a los equipos grandes, pero no al resto). Es decir, si me ha quedado claro, que el Racing podría ser emitido por PPV, lo comentaría siempre el mismo narrador, que estaría pagado por el club y sólo se podría escuchar en una radio, que, por lo que parece, sería bastante partidista, pues se dedica simplemente a narra los partidos de ese equipo. No me parece bien. Como tú mismo has dicho, EEUU es otra cultura, perciben el deporte como un simple espectáculo, no le dan un carácter sentimental, que todos los que somos desde pequeñitos de un equipo sí tenemos.

  2. chus // 11:33 a. m., mayo 03, 2008  

    PD (se me había olvidado): me alegro de que hayas vuelto. Y otra cosa, supongo que escribirás algo sobre el Boca-River, ¿no?

  3. Latitud Fútbol // 12:54 p. m., mayo 03, 2008  

    Vamos a hablar del Boca-River. Por supuesto.
    Sobre el tema de los medios, ojo. No caigamos en la tentación de pensar que los americanos no sienten pasión por sus equipos. Los New York Yankees, los Lakers, los Celtics, los Cubs de Chicago, los 49ers (solo por nombrar a algunos de los equipos de béisbol, baloncesto y fútbol americano más tradicionales) son capaces de levantar pasiones tanto o más grandes que las que el fútbol despierta por estos lares. El "problema" de los americanos de raíz sajona es que aún no se han enganchado al soccer, que es un deporte aún nuevo para ellos y un tanto exótico. Pero hay pocos países más apasionados por el deporte que los Estados Unidos.
    Y sobre las retransmisiones, que las mismas sean producidas por los equipos o franquicias no significa en todos los casos que las mismas sean partidistas. Digamos, para ponerlo en claro, que los grandes equipos no contratan a un narrador "pelele", sino que van a por el mejor que esté disponible, y le dan bastante libertad para que trabaje.
    Michael Kay, en el caso de los Yankess, es una auténtica autoridad dentro del mundo del periodismo deportivo en Estados Unidos. Cada tarde presenta una tertulia en ESPN Radio (en la cual no se habla solo de béisbol) y le he escuchado más de una vez criticar bastante duramente a la directiva de los Yankess.
    Qué pasaría aquí? Pues no lo sé... Optaría el Madrid o la cadena que tuviera la exclusividad del Madrid por ir a por el mejor narrador español (en mi opinión, Raúl Varela) dándole plena libertad para que narre? O se inclinarían por contratar a un narrador y un equipo de colaboradores "maleables"?

    No sé cómo era el tema en Estados Unidos cuando todo esto comenzó. Pero ahora te aseguro que buscan la excelencia, buscan contratar a los mejores periodistas y analistas disponibles. En definitiva, buscan brindar a sus oyentes-aficionados el mejor producto disponible. Muchos de esos narradores son tanto o más venerados que los auténticos jugadores. Piensa que mucha de esta gente se tira 30 o 40 años narrando a un solo equipo en algunos casos.

    Sobre el negocio de los medios... incluso los equipos chicos serían rentables. No sé cuántas emisoras hay en Santander. Pero imagina que sólo una de ellas pudiera retransmitir al Racing. Seguro que se sacarían los ojos por quedarse con esos derechos.

    Como dije en el post. Es una realidad completamente distinta a la que conocemos aquí, o en América Latina. Pero no me asombraría que algún equipo decidiera comenzar a practicarla en algún momento.

    Saludos.

  4. chus // 1:14 p. m., mayo 03, 2008  

    Bueno, tú conoces mucho mejor el tema que yo. Pero, sea como sea, ya digo que me parece excesivo sacar tantos ingresos de los medios y no me parece bien que una emisora sólo pueda hablar de un equipo. La gracia de esto reside en poder elegir una emisora de toda la variedad que hay. Tener sólo una opción limita tu "libertad", por decirlo así.

  5. "Lama" // 1:28 p. m., mayo 03, 2008  

    Lo primero de todo, bienvenido "a casa".

    Y entrando al tema, creo que ya hemos hablado en alguna ocasión sobre el poder mediático de los equipos en España (que es lo que nos pilla más cerca) y es que no lo veo.

    Fíjate que Radio Marca que tiene una programación que roza el 24/7 de deporte. ¿Crees realmente que el Madrid (por ser el equipo del que más se habla) puede generar información para llenar, pongamos, ocho horas de emisión?
    Me olvido de tertulias en torno a una única noticia, puesto que las encuentro interesantes.

    Luego los canales de Madrid y Barça también los veo un tanto inútiles. Bien que recuperan muchos partidos históricos de los equipos, pero luego te llenan de programas sin ningún tipo de rigor y sólo para proyectar las virtudes del equipo.

    Yo creo que este tipo de coberturas va muy en paralelo con la sociedad. En este caso la americana, la reina del showbussines, la que continuamente busca ideas geniales para ganar dinero y en la que el deporte profesional mueve cantidades increíbles de millones de dólares...
    Por otro lado la española, que no cuenta con la originalidad a la hora de crear nuevas fuentes de ingresos, pero en la que el fútbol esta mucho más arraigado.

    Para cerrar, por el tema de no extenderme demasiado, fijaos que la misma relación se plantea de modos muy opuestos: en USA el equipo crea al medio y en España el medio cubre a los equipos.


    Saludos

  6. Latitud Fútbol // 1:46 p. m., mayo 03, 2008  

    @ chus y @ lama...

    Ojo... no hablo de contenido, sino solo de las retransimisiones. De los partidos. Todas las cadenas y emisoras locales en Estados Unidos tienen sus tertulias sobre las distintas ligas, aunque no tengan los derechos de retransmisión de los equipos de su zona, o de los grandes equipos a nivel nacional. Son cosas distintas. No son emisoras "temáticas" de un equipo, sino que son emisoras que pueden retransmitir en exclusiva los partidos en directo.